Orden de los frailes franciscanos Menores Conventuales

como conseguir dinero nba 2k14

Conventuales


Los Franciscanos Conventuales son el tronco original de la Orden, del que brotaron las distintas reformas. Ya el 5 de abril de 1250, el papa Inocencio IV quiso tutelar la eficaz labor pastoral de los Menores, declarando "conventuales" sus iglesias, es decir, concediйndoles la misma prerrogativa que las colegiatas. Los frailes, sin embargo, no recibieron tal denominaciуn hasta la segunda mitad del siglo XIV, para distinguirlos de quienes se retiraban en los eremitorios, en busca de una mejor "observancia" de la Regla.


Los religiosos que seguнan viviendo en los eremitorios, como en los tiempos heroicos de san Francisco, eran muy pocos. La gran mayorнa, es decir los frailes "de la Comunidad" estaban en las ciudades, dedicados a la predicaciуn, los sacramentos y la enseсanza. Ello supuso la construcciуn y ampliaciуn de grandes conventos, como los de Asнs, Padua, Venecia, Florencia, Bolonia, Ferrara, Piacenza, Parma, Arezzo, Siena, Pisa, Palermo, Viterbo, Nбpoles, Vicenza, Friburgo, Cracovia, Colonia, Wьrzburg, Viena, Praga, Barcelona, Valencia, Sevilla, Parнs, Oxford, etc. La Orden fundada por san Francisco estaba formada, en gran parte, por hermanos legos, pero, un siglo despuйs de su muerte era una Orden docta y clerical, con decenas de miles de religiosos que servнan a la Iglesia en mъltiples actividades: pastorales, misioneras, diplomбticas, ecumйnicas, universitarias, llegando muchos de ellos a ocupar cбtedras episcopales, cardenalicias e incluso papales.


Mitigaciones y tensiones


El mantenimiento de grandes conventos no permitнa la observancia de la pobreza absoluta, mas los papas, interesados en mantener los beneficios pastorales que aportaban a la Iglesia, mitigaron con privilegios y declaraciones la observancia de la Regla. A ello se opusieron grupos de frailes Celantes, Espirituales o Fraticelli, partidarios de una pobreza mбs radical, sin interpretaciones pontificias, hasta el extremo de acusar a la Orden de relajaciуn en el Concilio de Viena (1311-1312) y de negar al Papa el derecho a interpretar la Regla. Fue por ese motivo por lo que el que el papa Juan XXII (1317-1318) acabу condenando a los fraticelli por herejes.


En la misma lнnea de los Fraticelli, pero con actitudes y comportamientos mбs ortodoxos, en 1368 nacieron los Hermanos Menores Observantes o de la Regular Observancia, por obra del beato Paoluccio Trinci. Йstos tuvieron mбs йxito y fueron creciendo y distinguiйndose cada vez mбs del resto de la Orden, a veces entre fuertes tensiones, hasta su total independencia (1517). Los Conventuales, mientras tanto, ante la presiуn de la Observancia, trataron de eliminar los evidentes abusos, pero defendieron y continuaron aquella forma de vida que les permitнa desarrollar dignamente las actividades tradicionales que la complejidad de la Orden y la Iglesia requerнan. Conviene recordar que, aparte de Nicolбs IV (Jeronimo Masci, 1288-1292) que era Minorita, fueron Conventuales los papas Alejandro V (Pitros Philargis, 1409-1410), Sixto IV (Francisco della Rovere1471-1484), Sixto V (Fйlix Peretti de Montalto, 1585-1590) y Clemente XIV (Lorenzo Ganganelli, 1769-1774).


El imparable crecimiento y separaciуn de los frailes de la Observancia provocу no pocas tensiones entre ambas corrientes de la Orden, ya que йstos, no conformбndose con los eremitorios, empezaron a ocupar tambiйn los grandes conventos urbanos de los Conventuales y a absorber todas aquellas reformas que preferнan seguir sometidas al Ministro General Conventual, como signo de unidad y de comuniуn con la Orden. En Espaсa, los frailes Conventuales o Claustrales fueron suprimidos, a instancias de los Observantes, por los Reyes Catуlicos a principios del siglo XVI, y por Felipe II en 1568.


Separaciуn y renovaciуn


Cincuenta aсos antes, el 29 de mayo de 1517, el papa Leуn X, con la bula "Ite vos", habнa dividido definitivamente la Orden en dos. obligando a las reformas menores a unirse a los Observantes o a los Conventuales. Fue un duro golpe para los Conventuales, que se vieron obligados a ceder la primacнa y el tнtulo de Hermanos Menores a los Observantes. No obstante, en el siglo XVII y parte del XVIII, los Conventuales, purificados por las pruebas de siglos anteriores, demostraron una gran vitalidad, como demuestra el testimonio de algunos santos y beatos de aquel periodo. Por desgracia, el franco crecimiento de la Orden fue frenado bruscamente por la Revoluciуn francesa, las desamortizaciones napoleуnica y de los gobiernos masуnicos del siglo XIX y la supresiуn comunista de las уrdenes religiosas en varios paнses del este europeo. Todo ello puso en peligro la existencia misma de la Orden. Muchos religiosos se vieron obligados a secularizarse y gran parte de los conventos fueron transformados en cuarteles, hospitales, escuelas, asilos, cбrceles, oficinas, etc. Los casi 30.000 miembros con que contaba la Orden Conventual en el siglo XV quedaron reducidos, en 1883, a sуlo 1481. Sin embargo, desde entonces no ha dejado de crecer y extenderse, sobre todo, ultimamente, en los continentes americano y asiбtico y en el este europeo, hasta alcanzar el nъmero actual de 4.500 religiosos. Es la rama menos numerosa de la Orden, pero estбn presentes en todo el mundo.


planilla solicitud tarjeta de credito active banco exterior

El Ministro General de la Orden franciscana conventual con algunos religiosos establecidos recientemente en Cuba.


Presencia y actividad hoy en el mundo


La Orden Conventual estб actualmente comprometida con la Iglesia en las mбs variadas tareas de apostolado, que son expresiуn de su propia razуn de ser. Centenares de iglesias y 19 basнlicas -las mбs antiguas de la Orden- son el campo de acciуn de una intensa actividad litъrgica y pastoral. La curia general OFM Conv. y los organismos directivos tienen su sede en la Basнlica romana de los Santos Doce Apуstoles, confiada a la Orden por Pнo II en 1463, despuйs de que la sede anterior, Santa Marнa de Araceli, fuese entregada por Eugenio IV a los Observantes (1445). El corazуn de la Orden es, sin embargo, la Basнlica de San Francisco en Asнs, con el anejo Sacro Convento, declarado "Cabeza y Madre" de la Orden por el fundador de la iglesia Gregorio IX en 1230, en vнsperas de la traslaciуn del cuerpo de San Francisco a la misma.


Los Conventuales tienen tambiйn a su cargo la Basнlica de San Antonio en Padua, meta de peregrinos de todo el mundo y centro de intensa actividad litъrgica, pastoral, cultural, editorial y caritativa; y la Basнlica de la Santa Cruz de Florencia, verdadera joya del arte italiano, Santa Marнa Gloriosa "dei Frari" de Venecia; y las iglesias de San Lorenzo de Nбpoles y de San Francisco de Bolonia y de Rбvena (con la tumba de Dante Alighieri). Ejercen, ademбs, como Penitenciarios Pontificios en la Basнlica de San Pedro del Vaticano y regentan la Pontificia Facultad de Teologнa de San Buenaventura en el Colegio "Seraphicum" de Roma, con su filial de Pбdua, el Instituto de Teologнa "San Antonio Doctor" o Colegio San Mбximo. A ello hay que aсadir el Instituto Teolуgico de Asнs, agregado a la Facultad de Sagrada Teologнa de la Pontificia Universidad Lateranense. En las ъltimas dйcadas la Orden Conventual he redescubierto su vocaciуn misionera, abriendo nuevas Provincias y Custodias en todo el mundo.


El hбbito conventual es el tradicional: tъnica y capucho gris con la cuerda. En йpoca napoleуnica se cambiу al negro, pero hoy se viste de gris en varios paнses de Europa y en el resto del mundo.


Regresar

Ver este video: Lo que debes saber antes de pedir un crédito


Deja un comentario